Buscar
¿Sabías que...? NOSOTROS somos el medio para estrechar la colaboración entre los industriales y defender los intereses comunes.
Home »

Objetivo: emisiones cero en transporte refrigerado

31 octubre 2017

El aumento de la concienciación sobre la seguridad alimentaria, el consumo de productos perecederos de alto valor y la sustitución de los vehículos frigoríficos tradicionales están impulsando el crecimiento en el mercado de transporte refrigerado: aproximadamente 650.000 vehículos de carretera refrigerados están actualmente en uso dentro de la UE.

Ante estas cifras, el transporte refrigerado es uno de los subsectores de la industria del frío con mayor recorrido en lo relativo al ahorro de energía. Relacionado con la aspiración de garantizar la movilidad urbana sostenible y con la necesidad de reducir emisiones relativas tanto a combustibles fósiles como a gases refrigerantes, la búsqueda de soluciones a uno y otro lado del Atlántico tienen un objetivo: alcanzar emisiones cero.

Algunas investigaciones se dirigen al uso de bombas de calor de absorción, una tecnología basada en la adsorción / desorción de una corriente de gas hidrógeno que podría proporcionar un ahorro significativo sobre los sistemas de refrigeración de transporte tradicionales. El proyecto de HP-ACS, financiado por la UE, ha estudiado como abordar este problema mediante el desarrollo de un innovador sistema de refrigeración e hidruro metálico. El sistema funcionaría explotando el calor residual generado por el motor térmico.

La energía solar se presenta como otra solución consistente en situar paneles solares en el techo del vehículo conectados a la unidad de refrigeración durante el ciclo de entrega diaria del camión; durante la noche, un sistema de baterías carga la energía de red.

La prueba se ha hecho con un camión de reparto refrigerado operado por Dairy Challenge y equipado con un sistema solar Rayfrigeration, desarrollado por Enow, un productor de los productos energéticos innovadores para la industria del transporte. El resultado es que el sistema solar de 1,8 kW proporcionó energía más que suficiente para mantener la temperatura óptima a lo largo de un día típico de reparto de productos lácteos frescos en el verano de California. Los cálculos indican que tanto las emisiones medias de CO2 como de óxido nitroso se han reducido significativamente.

Miembros de:          Colabora con: