Buscar
¿Sabías que...? NOSOTROS somos el medio para estrechar la colaboración entre los industriales y defender los intereses comunes.
Home »

Hacia una definición de las condiciones térmicas ideales en clima interior

21 noviembre 2017

El estándar 55 publicado por Ashrae en 2013, que define las combinaciones de factores térmicos ambientales y factores personales que producen las condiciones ambientales térmicas aceptables para la mayoría de los ocupantes de un edificio, se ha ampliado recientemente. La nueva edición incorpora siete partes adicionales y proporciona tres métodos de cumplimiento: un método gráfico para situaciones simples, un método analítico para casos más generales y un método que usa velocidad de aire elevada para proporcionar confort.

building-1524401-640x480

Una de las grandes novedades es que el estándar tiene un método separado para determinar las condiciones térmicas aceptables en espacios acondicionados. Entre otros cambios destacados podemos destacar la aclaración de los tres enfoques de cálculo del confort en la sección de velocidad de aire elevada; la simplificación del Apéndice A en un único procedimiento para calcular la temperatura operativa; una actualización del alcance de la norma para garantizar que el estándar no se use para anular los requisitos de salud, seguridad y los requisitos para los procesos críticos; un nuevo requisito para calcular el cambio de confort térmico resultante de la radiación solar directa, y la eliminación de lenguaje permisivo en todo el estándar.

Esta información que recoge la norma sirve a los profesionales para especificar las combinaciones de factores ambientales térmicos interiores y factores personales para producir condiciones ambientales térmicas aceptables para la mayoría de los ocupantes de los edificios, dejando atrás debates relacionados con percepciones personales relacionadas con la temperatura.

La salud y el confort para los usuarios, así como el factor energético, fue precisamente uno de los temas estrella de la conferencia “EUREKA 2016: tecnologías sostenibles para lograr una vida mejor, celebrada a finales del año pasado, en La Haya, Países Bajos. En la misma se habló mucho de los nuevos y futuros usuarios, concretamente las personas pertenecientes a la Generación Z, es decir, personas nacidas entre mediados de la década de los 90 y principios de la década del 2000, aproximadamente.

Esta generación redefinirá el modo de trabajo profesional, debido a su preocupación por desarrollar una conciencia planetaria que considere y busque resarcir el impacto medioambiental causado por los humanos y, por tanto, serán más exigentes que los clientes actuales. Los productos HVACR necesitarán ceñirse a las normas de calidad más exigentes, sin dejar de gestionar y ofrecer abundantes datos e información de manera cómoda para el usuario. Las herramientas visuales, los indicadores –por ejemplo, sobre la calidad del aire en el interior– y la información ayudará a los usuarios a tomar decisiones sobre el control del clima interior.

Miembros de:          Colabora con: